Proxenetismo tinglado Venezolano

El proxenetismo es el delito que consiste en obtener beneficios económicos de la prostitución a costa de otra persona. El proxenetismo en la mayoría de los países constituye un delito.

Al proxeneta se le conoce también como chulo, rufián, padrote, chulapo, maipiolo y caficho; cuando es mujer se suele llamar madama, matrona o madrota. Los proxenetas son los que se encargan de proveer servicios de protección a las mujeres que trabajan en la prostitución, cobrándoles a éstas por sus servicios. Muchas veces utilizan la violencia, el engaño, la intimidación, el uso de drogas, amenazas de todo tipo, el uso de su superioridad física o de otro tipo, o aprovechando una situación de vulnerabilidad de la persona prostituida, para explotarlas sexualmente.

El caso:

# CHAMBRA Y OSMEL trabajan juntos como proxenetas para altos funcionarios del Estado venezolano, empresarios y corruptos pudrimillonarios que gustan de las “misses”, se las llevan a domicilio, las ofertan por catálogo (“a la carta”) y las negocian de mil maneras: dólares, euros o muchísimos bolívares, además del pago de ropa, calzado, operaciones estéticas, viajes y estadías cinco estrellas en hoteles y otros lugares de esparcimiento y diversión. Los servicios “están dolarizados” y han enganchado a algunos “dignatarios” de la “robolución” en Dos Pilitas, Carmelitas y el Palacio Federal Legislativo. Si la Fiscalía General de la República investigara encontraría sorpresas de antología que podrían saltar a la cinematografía mundial. ¡Berlusconi se quedaría pendejo! Es hora no solo de investigar, sino de desarticular policial y penalmente esta banda comercializadora de mujeres jóvenes,con alto grado de codicia y sifrinismo.






Enlaces





No hay comentarios:

Publicar un comentario